Páginas vistas en total

sábado, 22 de agosto de 2015

Lupe Cajías con exquisita sensibilidad por Potosí, por el pueblo potosino "parodia a Evo que dijo me río de los Potosinos" ha pedido Evo perdón por tanto dislate? se negó a escribir unas líneas que hubiesen sido suficiente para obtener el perdón de todos los potosinos...bueno de algunos, porque no todos estamos dispuestos a perdonar tanta agravio a nuestra Tierra Natal

Me río de los contagiados con VIH deambulando por Llallagua donde sólo una monja los socorre. Me río de los ayllus en Macha que aún sueñan volver a ser grandes...
Los potosinos me dan risa, me da risa Potosí, su historia y su realidad. Carcajeo cuando recuerdo que el descubrimiento del Sumaj Orko fue el articulador histórico de esta patria que llamamos Bolivia. Tantos mitayos de 14 ayllus dejando sus osamentas para la comedia capitalista.
Comparto la risa por los salarios ensangrentados de los mineros para construir la carretera a Santa Cruz. ¡Qué tontos! No se dieron cuenta que por la misma vía saldrían como mendigos para buscar un cato, una construcción, un minibús.
Tanta risa se agolpó cuando conocí el páramo de Estación Avaroa y a ese anciano estúpido con su tricolor diciendo: ¡Somos los centinelas de las fronteras! Mientras el viento se llevaba su gastado gorro verduzco y a lo lejos la arena formaba ilusiones óptimas como de batallones, como de guerreros. Tarado, era el único habitante y la única bandera.
Dibujé una sonrisa al ver la foto de la niña Santa Apolonia con sus pies quemados por recorrer el hielo desde su amada Quetena Grande llevando el cuerpo sin mortaja de su hermanita. ¡Qué tonta! No tener dinero para ir en su avioncito, como aconseja aquel que no quiere darle un aeropuerto.
¿Alguien condecoró al campesino de Esmoruco por correr kilómetros para entregar el ánfora electoral a tiempo? Me río de su fe en la democracia, como me río de la comunidad que trasladó su cementerio sagrado para que Soros y sus amigos se llenen de plata con San Cristóbal.
Y esos de Lípez, que tanto se empeñaron en ser bolivianos o esa familia que resiste los 29 grados bajo cero en Laguna Colorada, sin enterarse de los geiser que retratan los miles de turistas que pagan itinerarios en Berlín o Moscú. Los de más allá que viven 360 días del año con los peores indicadores de Desarrollo Humano de Bolivia pero, qué risa, por ahí pasa el raudo Dakar lleno de ponchos y de ponches.
Me mato de risa de los de Quijarro ajenos a esos avisos mundiales que muestran al Salar de Uyuni como paisaje único, que se divisa desde la luna, más famoso que todos los presidentes juntos.
Me río de los contagiados con VIH deambulando por Llallagua donde sólo una monja los socorre. Me río de los ayllus en Macha que aún sueñan volver a ser grandes productores de trigo. Me río de esas criaturas laimes con daños cerebrales que ya no tienen el centro donado por parroquias europeas. Me río de los de Chaqui y su índice de pobreza del 95,64 por ciento y los de Tacobamba porque sólo el nueve por ciento accede al agua y los de Pocoata que gozan de la mucha inversión y ahora ya más del uno por ciento accede a la electricidad.
Me río, pues, de esos señores que firman decretos sin conocer su país.
La autora es periodista.

viernes, 14 de agosto de 2015

René Rafael López escribe sobre "el tesón de un pueblo" que no es otro que el pueblo de Potosí. "los que detentan el poder han perdido la humildad, el Comité Cívico" no logra ser escuchado por EMA. sus pedidos son tan urgentes como UN HOSPITAL que no lo tiene en la medida de sus necesidades

Sócrates tenía razón cuando decía que la vida es una constante búsqueda de la verdad, de una verdad no a medias sino completa. Tanto silogismo se pierde dentro la órbita nihilista (nada), no soportan ningún reclamo ni quieren compartir la riqueza que dan las materias primas. Prefieren hacer obras en el exterior; pero no se condena la corrupción que gira alrededor solo de un lado. El aparato estatal desgrana un sofisma oculto detrás de la razón con un idealismo fantasma se persigue un interés sectario en abandono paupérrimo de un todo. Ese todo constituye Bolivia y sus nueve departamentos, unos más prósperos y otros miserables con migajas recibidas hacen reventar el sentimiento de un pueblo que a través de la historia ha dado todo de sí, incluso miles de humanos murieron en los oscuros socavones. Nada conmueve a quienes se creen con el derecho de mandar y decidir, van enumerando números y más números negándose a escuchar el clamor de un pueblo que pide de rodillas diálogo.

Nadie es feliz viendo el esplendor del narcotráfico que malogra la mente de las personas y envenena el alma de quienes caen en su adicción, tampoco uno está tranquilo con una inseguridad que cada día va en aumento, se están perdiendo las virtudes que antes eran un estudio completo, cala hondo la inmoralidad, la soberbia, la mentira y las falsas promesas. Porque quienes ostentan el poder momentáneamente, han perdido la humildad de escuchar a cualquier sector, peor todavía cuando el Comité Cívico de Potosí (Comcipo), que aglutina a todos los sectores sociales, no encuentra el eco de sus problemas. Son problemas notorios por cualquier ángulo que se lo vea, veamos: ausencia de un hospital de tercer nivel; falta de empresas productivas, aeropuerto, y lo más importante, industrialización.

Solo sé que nada sé, expresaba Sócrates y murió humilde. Sus adversarios le llevaron a un juicio y aun así respetó la decisión cruel de morir envenenado. Sócrates era considerado en ese tiempo como el hombre más sabio de la tierra. Los actuales administradores se creen muy lúcidos en tiempos de bonanza económica, habría que ver sus caras en época de vacas flacas, se creen a todas luces con toda la razón de las cosas, tendrían que pensarlo un millón de veces antes de cometer la locura de la eternidad, esa fiebre parecida a la del oro va contagiando a sectores sociales que hacen de la democracia el templo del pecado capital, se manchan la conciencia y la propia personalidad sabiendo que al frente tienen una Constitución y deben respetarla.

lunes, 3 de agosto de 2015

segmento de un artículo de Armando Méndez Morales relacionado con los sucesos de Potosí. el problema de fondo es que Evo no pudo cumplir, no ha cumplido con sus promesas que datan de cinco años ha. la economía siguen siendo atrasada y la administración ineficaz.

Los graves acontecimientos vividos recientemente con motivo de las demandas del Comité Cívico de Potosí (Comcipo), que ha contado con amplio apoyo, es un tema que debe llevarnos a una profunda reflexión, acerca de las competencias que debe tener un Estado y sus posibilidades de hacerlas efectivas. El gobierno, ya en el año 2010, se había comprometido con Potosí hacer realidad 26 pedidos; entre ellos se destacan los compromisos de construir fábricas, hidroeléctricas, hospitales, caminos, un aeropuerto internacional. Adicionalmente, proveer de energía eólica, hacer exploración de yacimientos mineros y petroleros, ítems para salud y educación, etc.
Seguramente, en el seno del gobierno, nadie pensó que ese reclamo, que comenzó en los primeros días del mes de julio, alcanzase la magnitud que se ha visto, el mismo que vino acompañado de violentas manifestaciones y bloqueo de caminos.
¿Cuál es el problema de fondo? Lamentablemente en estos casi diez años, el gobierno del presidente Morales generó una imagen de que en Bolivia se había dado un gran salto en su capacidad productiva, lo que lamentablemente no es cierto. Es cierto que se tuvo una buena tasa de crecimiento económico, superior a la observada antes, pero esto no cambió la estructura económica del país, pero sí aumentó el ingreso per cápita. Pero seguimos siendo una economía atrasada especializada en exportar pocas materias primas lo que nos permite financiar las imprescindibles importaciones para que toda nuestra actividad económica funcione. Bolivia es una economía de mercado, con agentes económicos dominantemente informales donde sus participantes tienen una baja productividad. Esto viene acompañado con la presencia de una administración pública harto ineficaz.

domingo, 2 de agosto de 2015


unas pocas ideas todavía no bien hilvanadas.

por un potosino rebelde:  Mauricio Aira Flores

una. reconocer el valor, la unidad, la pujanza del pueblo potosino por hacer respetar sus pedidos.

dos. profundizar el estudio de los mecanismos naturales y cívicos que impusieron esa unidad en un paro difícil, complejo, prolongado como el que se ha vivido.

tres. estudio que debe ser realizado por expertos en las disciplinas de Derecho, Sociología, Comunicación Social y Pedagogia de la U.Tomás Frïas, porque Potosí, ha podido romper todos los esquemas de subordinación que Evo Morales ha impuesto a otros conglomerados como Chuquisaca, Oruro y Beni.

cuatro. estudio que deberá mostrar de cómo Potosí se zafó de los controles habituales y tradicionales del MAS que utiliza a los medios, a las autoridades, los recursos humanos y técnicos del Estado para imponerse en un medio y no dar cabida a otras influencias que no sean las oficialistas y bajo consigna.

cinco. cómo ha sido posible que el Gobierno no obstante de recursos sin cuento, de las arcas de las fuentes oficiales y extraoficiales con que cuenta, no logró doblegar el espíritu potosinista que finalmente convirtió en una victoria cívica, la aparente "derrota" que no logró comprometer a Evo, en sus promesas anteriores, varias veces repetidas sobre las demandas regionales.

finalmente parece lo más adecuado hacer una pausa que sin perder energías renovará:

a) la inquebrantable decisión de mantener su petitotio que data desde 2010
b) no ceder en cuanto a la construcción de un Aeropuerto de características internacionales.
las condiciones, ubicación, recursos, financiamiento y estudio de mercados será determinada por los mejores técnicos de Bolivia y por algunos expertos contratados para el efecto del exterior.
c) continuar la gestión para una fábrica de cemento. recordar el ejemplo de COBOCE, que habiendo empezado de CERO en Irpa Irpa, logró montar un ejemplo de industria con recursos propio (Cooperativas de Ahorro y Crédito) y de ayuda exterior (IMpiante de Italia) hasta consolidar la abrumado realidad de hoy, con 8 unidades productivas aleatorias a la producción de cemento.
d) mantener un equipo técnico, que más allá del voluntariado y del patriotismo cívico realice un seguimiento a los proyectos, los actualice y modernice sin pausa.

estos apuntos para la Agenda Cívica potosinistas, podrían ser un modestísimo papel borrador.

jueves, 30 de julio de 2015

Juan José Toro desde Potosí protesta contra "los excesos de TeleSur" instrumento de los chavistas extendido a 6 países donde actúa "como propagandista" lejos de ejercer "periodismo" que esel espejo de la verdad y el equilibrio en la información. muy bien paisano y colega, así se defiende de adjetivos como "extrema derecha" a COMCIPO.

“La primera víctima de una guerra es la verdad”, dijo el barón de Ponsonby y, cada vez que un conflicto decanta las aguas de la información hacia uno u otro lado, la sentencia se hace realidad.
El ejemplo actual es el conflicto potosino. Y, aunque tengamos la referencia, uno se confunde cuando lee este avance de Telesur: “Gobierno reitera diálogo con organismos de la derecha”. Tras leerlo, uno se pregunta a qué se refiere. ¿Hay alguna conversación pendiente con el MNR, ADN o la UCS? Pero entonces uno lee el texto de la noticia y se sorprende al leer que la nota se refiere al Comité Cívico Potosinista (Comcipo).
Durante todo el conflicto, TeleSUR fue particularmente agresivo con Comcipo al que no sólo adjetivó como “derechista” sino que antepuso el adverbio “ultra” en la nota titulada “Bolivia llama al diálogo a comité de la ultraderecha en Potosí”.
Como cualquier periodista sabe, sólo se debe publicar las afirmaciones que se puede probar. Para calificar de “derechista” a una organización hay que tener una base mínima de sustento y peor si se le llama de “ultraderecha” porque ésta ya denota extremismo. Incluso hoy en día, solo se puede considerar de ultraderecha a partidos ya desaparecidos como el nacionalsocialista de Adolf Hitler o los fascios italianos de combate de Benito Mussolini.
Por lo que pude averiguar, TeleSUR nunca se contactó con los dirigentes de Comcipo para entrevistarlos o realizarles preguntas que les permita saber si, en efecto, son ultraderechistas.
Lo que pasa es que TeleSUR no es un medio periodístico sino de propaganda. Fue fundado por el fallecido presidente de Venezuela Hugo Chávez y es financiado por los gobiernos de ese país, de Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Uruguay.
La propaganda no es periodismo. Sus fines son propagar doctrinas y atraer adeptos. Su estrategia es la repetición con el objetivo de influir en la actitud de una comunidad respecto a alguna causa o posición. Se basa en la famosa fórmula del ministro de propaganda de Hitler, Joseph Goebbels: “Si una mentira se repite las suficientes veces, acaba convirtiéndose en la verdad”.
Durante el conflicto potosino, TeleSUR no hizo periodismo sino propaganda. Defendió a uno de sus financiadores, el Gobierno boliviano, mediante la repetición de mensajes tendenciosos y falsos que buscaban que su público acepte la verdad de ese Gobierno.
Tras ver la forma en la que esa red televisiva falseó la verdad y la repitió descaradamente, habrá que reconocer que algunos medios del Estado boliviano no llegan a esos extremos. Si bien están inclinados al lado del Gobierno, el diario Cambio y la agencia ABI por lo menos ofrecen textos bien redactados que respetan algunas normas periodísticas. Los masivos, como Bolivia TV y las emisoras de la red Patria Nueva se disparan, gracias a la impericia de los conductores de programas, y caen fácilmente en la mentira.
Pero el Gobierno de Evo Morales no sólo dispone de medios estatales, muchos de los cuales fueron adquiridos bajo su administración, sino de una importante cantidad de medios paraestatales; es decir, medios supuestamente independientes que, en realidad, tienen la tarea de defenderlo.
Esos medios son los que reprodujeron la propaganda del Gobierno durante el conflicto y en algunas ocasiones hasta llegaron a atacar a Comcipo y al pueblo potosino.
Así, de manera desigual, se libró la guerra mediática en la que Potosí terminó perdiendo cuando no jugó de local.
El autor es periodista, Premio Nacional en Historia del Periodismo.

reclama El Deber, la urgencia de tomar en cuenta el pedido papal.DIÁLOGO. DIÁLOGO. DIALOGO. lo repite 3 veces para no olvidarlo. en primer lugar se refiere al tema del MAR, pero también lo aplica al conflicto de POTOSI, que está lejos de haber concluído. atendamos al diario mayor.

Todavía resuenan las palabras del papa Francisco en ese histórico discurso que pronunció en la Catedral Metropolitana de La Paz. “El diálogo es indispensable”, resaltó el santo padre, en referencia al histórico diferendo marítimo que separa a bolivianos y chilenos. Pero no fue la primera ni la única  vez que el pontífice hizo mención del diálogo como el único camino para enfrentar las diferencias en una sociedad democrática. Lo mencionó incansablemente en los tres países que visitó durante su histórica gira por Ecuador, Bolivia y Paraguay.

Pasaron casi 20 días y el país aún camina por la peligrosa cornisa de un difícil conflicto por las demandas regionales del departamento de Potosí que, por falta de previsión gubernamental, casi llega a un enfrentamiento fratricida. El reclamo potosino es público y conocido desde 2010, cuando los cívicos potosinos protagonizaron un paro regional de 19 días que conmocionó al país. Aunque algunas de sus demandas resultan sobredimensionadas, en gran medida, Potosí reclama no quedar al rezago de los beneficios del auge económico de las materias primas que, paradójicamente, se está terminando. Ante la falta de cumplimiento del pliego petitorio de aquel entonces, los cívicos potosinos retomaron el conflicto el 11 de mayo de este año, cuando los demandantes anunciaron un paro cívico de 24 horas con fuertes medidas de presión. Pasaron 71 días, 10 semanas, antes de que el Gobierno del presidente Evo Morales se percatara de que Potosí estaba decidido a no dejar pasar una factura que duele para un departamento que dio mucho más que minerales para el actual ‘proceso de cambio’.

¿Qué pasó con los ministros del Poder Ejecutivo? ¿No pudieron realizar medidas preventivas para evitar que la sangre llegue al río? ¿No sabían que para dialogar realmente había que escuchar? El paro cívico ha generado enormes pérdidas económicas y graves efectos para la población. Las actividades educativas fueron suspendidas, los mercados y comercios de la ciudad estuvieron cerrados, y el desabastecimiento causó grandes perjuicios. De no truncarse el diálogo, un acuerdo incluirá grandes promesas de obras públicas en un contexto económico adverso. ¿Qué capacidad real tiene el Ejecutivo para cumplir con esas demandas?

Ojalá el caso potosino sirva como referente para resolución de otros conflictos pendientes en el actual proceso. El diálogo no solo exige voluntades de cambio. El diálogo debe ser abierto, realista y oportuno. No realizarlo de esta manera es volver al país de los enfrentamientos, los bloqueos y las intransigencias

Gustavo Morales desde OPINION, registra datos interesante e importantes para estudiosos, y empresarios emprendedores que ven como una "posibilidad real" el crecimiento de Potosí, como un gran destino turístico. recordar que además de la "ciudad colonial" Potosí tiene el Salar, las lagunas con una fauna y flora impresionantes. el asunto será que alguna Universidad estimule el estudio de tesis que en conjunto sirvan para la oferta turística como base del desarrollo.

Según la OMT, las llegadas a América del Sur aumentaron un 5 por ciento en 2014 relativo de todas las regiones del mundo, recibió 13 millones más de turistas extranjeros, y elevando a 181 millones el total de llegadas. Los ingresos por turismo internacional en la región llegaron a los 274.000 millones de dólares, lo que significa un incremento del 3 por ciento en términos reales. La región incrementó su cuota de llegadas mundiales hasta un 16 por ciento , mientras que su cuota de ingresos ascendió hasta el 22 por ciento . Esta tendencia irá en aumento hasta el 2030.

Frente a esta realidad, mientras todas las regiones del mundo hacen el máximo esfuerzo para captar el mayor número de turistas, con la construcción de infraestructura y estructura turística, en Bolivia, pese a haber sido declarada la ciudad y el Cerro Rico de Potosí como Patrimonio de la Humanidad, no existe la voluntad política de parte del Gobierno, para poder crear las condiciones de consolidar a la Villa Imperial y su imponente Sumaj Orcko, como destino turístico. Datos extraoficiales brindados por algunas autoridades, nos muestran que el turismo en el departamento de Potosí, habría tenido una tasa de crecimiento del 11,1 por ciento de visitantes extranjeros, siendo la región de mayor crecimiento en todo el país, comparando con Sucre que solo habría alcanzado el 2 por ciento ; por lo tanto, estos datos son suficiente motivo para que las autoridades de turno, a nivel local y nacional, puedan atender las demandas que actualmente están expresadas dentro de las 26 peticiones que tiene el departamento de Potosí y por los cuales se han movilizado prácticamente todos los potosinos.

La ciudad de Potosí, representa una joya en el contexto universal, no en vano, repetimos, fue declarada por la Unesco como Patrimonio Universal. Se habla con mayor frecuencia que de acuerdo a la implementación de políticas y estrategias acordes a su envergadura histórico-cultural, principalmente, fácilmente se pueda convertir en el Cuzco II de América Latina.

Las políticas, estrategias están propuestas en el actual Plan Nacional de Turismo 2015-2020, cuando se plantea a partir de la filosofía del Vivir Bien, componentes y políticas en este modelo de desarrollo, y, como parte de su esquema, programas como: Orientación de la gestión de inversión pública en el sector turismo (Proyectos tipo modulares); Desarrollo y articulación de inversiones multisectoriales en las zonas y eventos turísticos priorizados; Conectividad y accesibilidad para la facilitación turística; asistencia técnica para la internalización de costos ambientales y culturales en la gestión pública; desarrollo de capacidades en igualdad de oportunidades, entre otros.

Bajo este paraguas legal, es que la preservación del Cerro Rico y la construcción de un aeropuerto internacional para la ciudad de Potosí, se constituyen en prioridades a ser encaradas en la presente gestión, en vista de poder diversificar la economía que desde tiempos inmemoriales se ha basado solo en la minería. Es el turismo una vía importante para alcanzar mejores días, redistribución de los ingresos, empleos y otras ventajas que se tienen que asimilar y cambiar definitivamente las competencias tradicionales de la ciudad y el departamento de Potosí, que se torna hasta en un incomprensible, cuando es quizás el departamento más rico en recursos naturales de Bolivia, pero a su vez el más pobre, social y económicamente hablando.