Páginas vistas en total

viernes, 9 de noviembre de 2018

proclamar la reivindicación de Potosí. olvidada por la Colonia. olvidada por la República. olvidada por el Estado masista. un pliego que nunca fue bien atendido. "los aportes masistas" son apenas máscaras, barniz, para cubrir lo esencial que sigue sin atención.

Dejé mi ciudad natal en 1997 rumbo a La Paz, junto a una delegación de notables: Oscar Bonifaz, Simón Reyes, Tomás Delgadillo, Enrique Bacinello encargados por el Comité de Defensa  de los Intereses de Potosí (Codeipo) de presentar ante el flamante Hernán Siles Zuazo un pliego petitorio con la recomendación de no regresar, “con las manos vacías”. Todas las noches a las 21.00 me pidieron trasmitir por radio Amauta, de Genaro Saavedra, el resultado de las negociaciones. ¡Cumplí fielmente  mi tarea!

El Jefe de Estado nos dispensó un trato cordial, accedió a parte de nuestro pedido como recuerdo bien al haber encomendado a Guillermo Bedregal (Ministro Secretario) entregarnos por ejemplo una planta hidroeléctrica para la ciudad de Tupiza. La comitiva regresó a la Villa Imperial, aunque Saavedra Pérez, me dijo: cuánto ganas en Potosí, 400 fue la respuesta (una mentira piadosa, porque mi salario en radio Potosí no llegaba a los 250) pues bien, te pagaré el doble apenas regreses.

Mi experiencia laboral en Amauta y Aspiazu, más mi traslado a Siglo XX para iniciar tareas en Pio XII, la radioemisora católica de los Oblatos de María Inmaculada, me alejaron for ever de mi solar natal. Sin embargo, aquella canción aprendida de su autor Humberto Iporre Salinas, en el Colegio Franciscano, “Soy potosino de la hermosa tierra” jamás se borró de mi mente y ha sido siempre motivo de orgullo para educar a los míos en el amor a Bolivia, pero sobre todo amor a Potosí.

Tierra de portento Potosí por su riqueza argentífera llegó a cobrar tal fama que se extendió por el mundo. Por la plata potosina nació el Rio de la Plata, la ciudad de La Plata, y la riqueza extraída repuso la economía Ibérica. Al pagar España sus cuantiosas deudas con Alemania, Italia, Francia permitió que estas naciones edificaran obras que se expresan en sus catedrales y palacios, al punto que “Las venas abiertas...” del uruguayo Galeano califican este aporte como el mayor del continente.

La riqueza de la Villa Imperial de Carlos V, atrajo tal población interesada en la fiebre de la plata, que por los 1700 sumó más que Buenos Aires o Londres y algunos estudiosos describen que este fenómeno dio origen al “moderno capitalismo” que se potencia con la explotación de sus ingentes minerales como el estaño, el zinc, el bismuto, el cobre aparte de los metales preciosos.

El triste, y hasta hoy injusto, trato a Potosí, rebela nuestro espíritu y jamás podremos dejar de lado la  reivindicación que se merece esa tierra bendita!

 

El autor es periodista
Mail: mauricio.aira@comhem.se


lunes, 5 de noviembre de 2018

cuando pase todo ésto, se recordará que Potosí fue el departamento, la ciudad rebelde al desgobierno del MAS. se explica por Evo Morales no le prestó atención a la Villa Imperial, despreció a sus dirigentes y no le importó el pliego petitorio que se comprometió a cumplir. esa rebelión, ha sido una constante al punto que Evo no tuvo pisada en la Villa Imperial. nuestro editor se refiere a ello.


La rebelión de Potosí

Mauricio Aira


Todo empezó cuando la civilidad redactó un “pliego petitorio” que fue presentado, como tantas otras veces ante el Gobierno de Evo Morales. El Jefe del Estado ignoró la importancia del pronunciamiento cívico y le dio largas al asunto. Con todo bajo presión del liderazgo citadino Evo prometió dar cumplimiento al menos a 6 puntos del indicado pliego. En su ejecución comprometió la fuerza del Estado y fijó plazos que nunca se cumplieron.


La informalidad, el incumplimiento de Evo se fue arrastrando por años hasta que estalló la bronca, Potosí se reveló y declaró una huelga general que se extendió por 29 días, el “cabreo antimasista” fue general, los cívicos se encargaron de hacer polvo de todos los símbolos del “culto a la persona de Evo” que pululaban en todos los ambientes oficiales” se puede decir que desapareció todo vestigio de simpatía con el productor de coca asentado entonces en el Palacio Quemado, hoy con base en el llamado “Palacio de Evo” que los masistas persisten sin éxito denominar “La Casa Grande del Pueblo” tenido por “un marmotreto” por los paceños, sin ninguna simpatía por el mastodonte que se alza en la calle Potosí.


Lo fundamental del pliego era, si mal no recuerdo, la construcción de un aeropuerto, que el actual ubicado en Karachipampa, no reúne las mínimas condiciones de tal, y una planta productora de cemento tan necesaria para su desarrollo urbano y vial y crear las condiciones para hacer de la ciudad un “foco de atracción turística” lo que es en los hechos, aunque sin la implementación ni la publicidad necesarias.


Conocer la historia de la Villa Imperial, la grandeza histórica de esta ínclita ciudad que dió primero la plata y después y actualmente una larga lista de riqueza mineral empezando por el estaño, el plomo, el zing, el bismuto al punto de haberse constituído en el fundamento del que se llamaría Imperio de Carlos V, que pagó deudas a Francia, Alemania, Italia que con esos recursos hicieron florecer el Medioevo con obras imperecederas en la Arquitectura, las Artes, la Ciencia que marcaron la grandeza de Europa enriquecida con los metales de Potosí. Así de simple, así de grandioso, así de generoso el tributo del Cerro Rico tan venido a menos hoy en dia, que ha sido necesario el apuntalamiento con hierro y cemento de la cresta de su cúspide para evitar su hundimiento y por tanto su desaparición como “símbolo permanente” en el escudo de armas de la Nación.


Desde aquel momento Potosí perdió todo el miedo al MAS, la prueba es que no ha permitido que Evo pisara suelo potosino, la última vez cuando escogió la Casa de Moneda para reunirse con las autoridades fue tal el alboroto y el estruendo de “Bolivia dijo NO” que no le permitieron sesionar y tuvo que abandonar la ciudad en medio del desprecio del pueblo. Así Potosí escribe la historia y es virtualmente el “enemigo abierto de Evo Morales” y para ello cuenta con el pleno respaldo de la dirigencia cívica. Este Régimen será citado como el “burlador y embaucador de Potosí, ciudad que le declaró abiertamente su rebeldia.



jueves, 1 de noviembre de 2018

cómo no gozar con la historia de Gesta Bárbara en estas composiciones que son Prolegómeno al 10 de Noviembre, fiesta potosina, del POTOSINO UNIVERSAL, y la recreación de sus glorias cuyos ecos no cesan, se multiplican por el mundo. Mauricio Aira

si algún lector está de veras interesado en las letras bolivianas, la via es buscar Gesta Bárbara la revista literaria, que lo fue también social, política y poética por la versatilidad de sus autores agrupados en GB. si hace pocas horas, en estos "prolegómenos al 10 de noviembre" ofrecimos una presentación del "club de intelectuales nacido en Potosí y que tuvo su segunda época en La Paz, hoy recurrimos a Gustavo Medinacelli que resuelve hablar de literatura con Carlos Mecinacelli. "El orden cronológico de los autores no parece interesante, sino la Magnitud Literaria. Le habló de Fran Tamayo y su carácter lírico monumental exótico. Experto en grandes glorias y en secretos divinos. "Es el mismo Prometeo encadenado en el Cáucaso. sobre todo es el único en habla castellana.

La tendencia de Tamayo por las cuestioes griegas ha hecho que no se le comprenda primero y más tarde que se le reproche. Gregorio Reynolds se Dice que fue retrasado mental, en su primera época, más tarde en su Juventud se dedicó mucho al estudio y a la lectura de grandes y numerosos libros, practicó el verso. Sin darse a conocer, hasta que experto en rimas y sensibilidadesdes tomó plarte por primera vez en los Juegos Florales (la competencia poética tradicional) de La Paz, con el seudónimo de Rey Garcés obteniendo resonante triunfo y prestigio que le valió toda la vida. Es sin duda Reynolds el primer poeta en la America y el que más triunfos ha obtenido en Bolivia. Muertos Dario, Freyre, Leopoldo Lugones (decía Gamaliel Churata refiriéndose a una conferencia del mismísimo Gustavo) la poesía americana no está en poder de Urbina, sino en poder de Gregorio Reynolds "el Profundista". 

Juan Capriles, "el príncipe del soneto ha reunido sus composiciones en un libro titulado "Evento". Capriles es cerebral y lleno de buen gusto. profesor de literatura en varios colegios. Con él podemos adjuntar formando regia trilogía a José Enrique Viaña y Lucio Diez de Medina. Sin desmerecer a éstos creo que Gustavo los sobrevaloraba. Refiere entonces "la segunda aparición de Gesta Bárbara en el 1944 antes de la conclusión de la Segunda Guerra Mundial. Hicimos un trio de jovenzuelos que garrapateaban "versos quinceañeros". El Mayor de ellos José Federico Delós, que llevaba una corbata rozón con desplante, ingenuo pero que él consideraba una convocatoria a somatén, le seguía en edad Gustavo Medinacelli, poeta en ciernes que a pocos años iba a convertirse en el introductor del verso subrealista en Bolivia, el último del trio era yo (apunta Carlos Medinacelli) Desde el comienzo nos acompañó una joven sensitiva y dulce que iba a hacer de Gesta Bárbara su obsesión, rasgaba sus primeros versos de añoranzas, Beatriz Schulze Arana. (Ahora viene lo mejor)

Era un viernes 7 de diciembre de 1944 en el pequeño salón de la Biblioteca Andrés de Santa Cruz firmaron un acta los miembros de Gesta Bárbara en este orden: Beatriz Schulze, Valentín Abecia, Gustavo Medinacelli, José Federico Delós, Federico G. Varela, Santiago Schulze, Oscar Gonzáles Alfaro, Héctor Burgoa, Fausto Aoiz, Alfredo Loaiza Ossio. Estuvieron presentes Gregorio Reynolds, Guzmán Téllez, Jorge Calero (que era ministro de Educación) el Alcalde de la Ciudad. Se aceptó la solicitud de pertenecer al grupo de Raúl Murillo y Aliaga, que no perduró por falta de afinidad económica por su militancia política excesiva y porque era un tanto Mayor.

La extracción social era de una clase media alta (con alguna excepción), las primeras reuniones se efectuaron en casa de Beatriz de la calle Cordero de San Jorge, de José Federico Delós, de Medinacelli y de Valera, todas eran viviendas confortables de "hijos de papá" (expresión para explicar familias de acomodados. qué unía al grupo? La inquietud por la cultura, hablamos de un grupo que hiciera temblar el medio conservador y pacato. en aquel momento en verdad, no tenían clara la meta Había que buscarle un nombre. La familia Medinacelli sugirió "Gesta Bárbara" en memoria de aquel otro fundado en Potosí en 1918 por notables como Carlos Medinacelli, Armando Alba, Alberto Saavedra Nogales, José Enrique Viaña, Gamaliel Churata (pseudónimo de Arturo Peralta un peruano bolivianizado. 

Hasta hace poco no sabíamos que Churata fue el promotor y conductor principal de aquella primera Gesta Bárbara. Unos se fueron y otros se sumaron como Armando Soriano, Julio de la Vega, Mario Guzmán Aspiazu, Mario Miranda y una veintena de corifeos que con el correr de los años se iba a decantar.

miércoles, 31 de octubre de 2018

10 prolegómenos en homenaje a Potosí, que cumple el 10 de noviembre otra efemérides. Veneración y respeto a los escritores potosinos como Medinacelli cuya descripción de la Villa nos llena de emoción y afecto.

Potosí tiene el orgullo de Haber dado nacimiento a Gesta Bárbara (fundación primera) que se constituyó en la agrupación más notable de principios de siglo. la historia de Gesta Bárbara es simplemente apasionante y no podríamos honrar mejor a sus componentes que refiriéndonos al notable grupo de intelectuales con el Mayor detalle posible, labor difícil por la exhuberante producción artística, especialmente en el campo de las letras, de la literatura, la narración, el cuento, la poesía y el ensayo.Ccomo preámbulo mencionar a la fundación cultural del Banco Central de Bolivia conformada por Valentín Abecia, Carlos Calvo Galindo, Alberto Cresto Rodas, Teresa Gisbert Carbonell, Jacobo Libertamnn, Salvador Romero Pittari, Armando Soriano Badani que encomendaron la secretaría Ejecutiva al notable periodista e investigador Alberto Bailey Gutiérrez que consagró varios años de su existencia a consolidar esta fundación, sin duda, la más relevante de la intelectualidad boliviana, numerosas obras se deben a su iniciativa, a su empuje, a su inteligencia, entre ellas Haber recuperado la producción de Gesta Bárbara, en sus períodos y Haber entregado sendas obras que constituyen un tesoro que los bolivianos debemos conservar, estudiar, difundir.

Rescatamos el texto de Carlos Medinacelli en los prolegómenos de la primera fundación de Gesta Bárbara. "Después de su periplo, Ulises cuenta que lloró al divisar su Itaca, algo parecido me pasó cuandi vi que después de muchos años la Ciudad de Potosí era la misma, Tierra rugosa, cielo abierto y claro, de montaña, donde se acuna un sol esplendoroso, casas con sus fachadas gastadas por el tiempo, de una o dos plantas, esta últimas con enfarolados o balcones cubiertos por ventanas de vidrio como buscando el sol que da luz y calor. Todas con gachas, parecen encorbadas y no trazadas a promada, muestran sus lomos. Las ventanas enrejadas me recuerdan a Toledo, las Puertas son macizas con aldabones y tocadores de bronde, algunas tienen piñas metálicas como el seno de una mujer joven. Las calles son tortuosas, muy angostas, casi sin aceras, chuecas, serprenteantes, sinuosas, pese a las direc5tivas de un famoso Virrey quye en 1572 quiso corregir el trazado primitivo de la villa y le dio alguna simetría, hasta entonces, me contaron, las casas estaban desparramadas por las faltas del Cerro, ese portento de roca rojiza que hoy lo veo desfigurado, cayéndose poco a poco porque en pos de tus Valios minerales, se han entrado hasta sus entrañas. Mirar el Cerro Colorado sobre el tiempo que es roca y sol, recordar que esta roca fue y es el pais, saber que nos sumergimos en ella y que los rostros pasan como cansados por el sol, mencionar que estoy en Potosí, esta Ciudad que yo creí mi plasado y que, hurgando mi ser, siento que es mi porvenir y mi presente, los anos deslumbrantes de Paris y Madrid son una ráfaga de rumbosa vida diferente.

Tuve una niñez feliz en la Ciudad de Potosí, no percibía los 4 mil metros de altura en que está enclavada ni el frio de sus inviernos, las gentes potosinas me parecieron siempre sencillas y amables, el frio y las incomidades del asiento minera han creado un estilo de ropa burda y pesada. los indiso visten calzón y camiserta tejidos de lana, ojotas o sandalias de cuero, ponchos policromos entre los que sobresalen el Negro y marrón oscuro, tienen una montera copiadas de los toreros espanoles, o un gorro (chullo) de lana que en los dias mas sfríos no solo les cubre la cabeza sino también la cara con huecos para la nanriz, la boca y loso ojos. Estos hombres no tienen rostro. 

En este Potosí, tejiéronse ensueños fantasmagóricos de gloria y miseria, personajes engolados y soberbios gozando de la plata que contenía el mineral del Cerro y una suclase de hombres vencidos y silenciosos que cargaban la tierna argentaria para sacarla en gráciles llamas hacia los Puertos del Pacífico. El esfuerzo del trabajador era tal que el Virrey Lemos decía con amargura "no es plata lo que se lleva a España, sino sudor y sangre de los indios". Esa sangre derramada fue un reguero interminable de desolación, abandono, dolor y muerte durante cientos de años. 

La luz roja del sol atardeciendo en este Potosí, muestra unos celajes maravillosos, no hay aves buscando el hogar de la noche, no hay sonrisas, nunca advertí que las casas y calles fueran pintorescas, si tenían alcantarilla y si los indios que las trajinaban eran hombres, si inspiraban amor, casi hoy mismo, no lo entiendo. No sé cómo paseé de una edad a otra, me acostumbré a mirarlos como seres naturales en su desamparo. Nunca supe si huían del amor, si gustaban de las mujeres. Sus rostros no tienen fisonomía, ni sombras de alegria, de odio o desdén. 

En invierno el frio castiga, es helaldo de verdad, petrificante, quiere paralizar los movimientos. Quizás la vida es más mortal que la misma muerte. Recuerdo que en un sermón sobre la muerte, Vallejo dijo "Para solo morir tenemos que morir a cada instante."

Vemos así en la prosa del gran Medinacelli un ejemplo del espíritu de los integrantes de Gesta Bárbara, que como potosino nunca terminaré de admirar, de buscar sus significados, de escudriñar un pasado que nos es común, porque tambíén nosotros, tenemos a nuestro Potosí, bien metido en nuestro ser, en mi caso sólo viví allí unos pocos años hasta los 11, y luego esporádicas visitas hasta los 17. Poco tiempo en verdad, pero cuántos recuerdos y percepcines. 


lunes, 29 de octubre de 2018

10 de noviembre. prolegómenos de la efemérides de nuestro solar natal. Potosí única y grandiosa.

todo empezó con el indio Huallpa apremiado por el frío de una noche invernal prendió Fuego para calentar el cuerpo, grande fue su sorpresa al comprobar que en torno de la fogata hilos de plata corrían de Arriba hacia abajo. este "descubrimiento del Cerro Rico dio origen a una nueva era, la operación se repitió noche tras noche y el metal precioso brotaba generoso, en pocos años la fama creció y la población empezó construyendo humildes chozas para albergar a los "plateros" y Cuando llegaron los españoles la fiebre de la plata superó toda otra atracción. Potosí creció y creció, de los 4 puntos cardinales arribaron los nuevos mineros, y el rancherío de los primeros años fue la base del nacimiento de la Ciudad, la alocada explotación de la plata estaba generando un aumento desmedido de su poolación.

las callejuelas que aun subsistentes son angostas, levantadas de manera oblicu hacia el Cerro, con calle sinuasas tan estrechas que resultaba difícil transitar en medio. de la Colonia a la República sin cambiar mayormente de fisonomía se extendió hasta el rio de la Rivera varios kilómetros distante, construcciones caóticas que varios lustros posteriores a 1825 Cuando nació Bolivia, se advirtieron los primeros intentos de una urbanización incipiente.

siendo alumno de primeras letras en la escuelita Daniel Campos de la calle Bustillos, escuché las primeras noticias "Potosí llegó a tener más habitantes que Buenos Aires o que Londrés en los años de la Colonia, era una de las más pobladas del mundo" de los siglos XVI, XVII, XVIII, y su influencia política se advertía en todo el Cono Sur, los virreynatos de Lima y de La Plata, giraron en torno de la riqueza de Potosí. muchos años más tarde, ya viviendo en Europa y habiendo recorrido Francia, Italia, Alemanis y los países Escandinavos, y leído en diversas Fuentes, de distintos autores y las referencias que aparecen en las Enciclopedias y las presentaciones de los países, pude darme cuenta que sí, en efecto, la importancia de ese foco de desarrollo económico y por ende de otros desarrollos transformó a Potosí en una gran Urbe, con templos hermosos y monumentales, con su inigualable Casa de la Moneda y su Catedral y sus conventos y ya en los tiempos de la explotación de los metales como el estaño, el zing, el wolfram, el ploto y el bismnuto, daban razón a sus grandes biógrafos y narradores. su fama alcanzó nivel mundial, el "vale un Potosí" que todavía se repite en España es un botón de muestra, de la realidad de aquella época.


! MUY CELEBRADA, SIEMPRE ÍNCLITA, AUGUSTA, MAGNÁNIMA NOBLE Y RICA VILLA DE POTOSÍ! orbe abreviado, honor y gloria de la America, dentro del Perú, Emperatriz de las Villa y lugares de este Nuevo Mundo, Reina de su poderosa provincia,, princesa de las Indianas poblaciones, senora de los tesoros y caudales, benigna y piadosa madre de ajenos hijos, columna de la caridad, espejo de liberalidad, desempeño de sus católicos monarcas, protectora de pobres, depósito de milagrosos santuarios, ejemplo de veneración al culto divino, a quién los Reyes y naciones apellidan ilustre, pregonan opulenta, admiran valiente, confiesan invicta, aplauden soberana, realzan cariño y publican leal, a quién todos desean por refugio, solicitan por provecho, anhelan por gozarla y la gozan por descanso.  (Nicolás de Martinez Arzan y Vela (Historia de la Villa Imperial)

domingo, 28 de octubre de 2018

ante otro 10 de noviembre. Uno. Prolegómenos en homenaje a Potosi, mi tierra natal

escribir sobre Potosí, no sólo es una obligación para todo potosino. es también un placer íntimo. describir la literatura que se empleó para nombrar la Villa Imperial de Carlos V, Cuando tuvo su apogeo y los ojos del mundo de entonces estaban puestos en Potosí, productor del metal precioso, la plata, que era la base de la riqueza de la Colonia, porque desde allí se alimentó la producción de la moneda de Espana que reconquistó su lugar de esplendor en toda Europa, esplendor que había perdido a costa de las guerras que tuvo que soportar con los poderosos de entonces y del endeudamiento con Alemanis, con Italia, con Rusia entre otros.


la plata sacó a la Ibérica de una profunda crisis. logró restablecer el brillo de un reinado muy tenido a menos, rescató su prestigio y pagó las fortunas que debía a los nombrados. con la plata de Potosí, Alemania, Italia (Bélgica y Holanda) pudieron construir los palacios que hoy admiramos, además de los que construyó en Buenos Aires, en Lima, en Panamá, en Cuba, resulta increíble hoy mismo reconocer que así nomás fue.


Potosí ostenta con orgullo sus balcones floridos y sus parques urbanos, verdaderos prodigios realizados, a fuerza de solicitud y de perseverancia, por ese Pueblo de mineros rudo y sentimental. En pocas partes del mundo el árbol debe Haber llegado a ser un objeto de tan unciosa veneración. Yo conservo entre mis recuerdos de la Villa Imperial la visión conmovedora de un manzano que alza su frondosa copa de un verde reluciente, !A más de cuatro mi lemetros de altura! en el patio pedregoso de una Vieja casona. Se habría dicho, la cima de un peñasco florecido por arte de milagro de un santo cenovita (José Eduardo Guerra)

es la historia de Potosí, la renoombrada Villa Imperrial que, como saliendo de las sombras de la noche, alcanzó fama mundial en tan escaso tiempo, provocando que se convirtiera en la urbe más poblada del mundo, muy por encima de las ciudades de la Vieja Europa y de otras latitudes, así describe Armando Urioste Mendoza a nuestra cuna natal en su preciosa obra Remembranzas, que vamos a citar a menudo en estos dias de noviembre, el mes aniversario de Potosí.


miércoles, 18 de abril de 2018

Churata debería ser materia de un estudio profundo, su presencia en Potosí de 1916 adelante, fue la base para que la revista "Gesta Bárbara" saliese a luz, portadora del pensamiento vivo de intelectuales potosinos primeros y luego de Sucre, La Paz, Oruro el primer núcleo de jovenes intelectuales alineados en el renacer de la Patria.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   Es el propio Churata que nos cuenta del periodo fetal en Potosí, "Cúpome dar origen al grupo uniendo hombres de tan bello talento" con una frase  fdescribe a cada uno. Fidel Rivas poeta "que una noche maldina seccionó la carotina en un cuartucho de mesón" del genial dibujante Victor Valdivia que triungara en Buenos Aires, de Daniel Zambrana Romero un sarónico ironista, de Walter DAlence  llamado botarate de cuanto tuvo como caballero templario, de José Enrique Viaña, mi vecino en calle Bustillo gran poeta y escritor. y de Gesta Bárbara "surgió como una contramarcha, como una contención, como un motivo en la escuela silo "quiere el Cid" la época de los primeros 20 del 1900 era de tumores verlainnianos, decadentista y bohemia, se pretendía inyectar licores primitivos en la sangre intoxicada.

en aquel tiempo, según Medinacelli hubo mentiras y falsedades que dieron lugar a desmentidos del mismo Churata, "yo no escribí las Voces Aulicas de Armando Alba porque eso era imposible, pero La Chaskañavi" y Cuando Vibraba la Montaña de Plata trabajaron al calor de las mentes inquietas de los bárbaros. Alba se anunciaba como un escritor "pulcro y documentado" era joven de innatos talentos y de regia verba. Contaron en sus filas a LUis Felipe Lira Girón que venia a Potosí desde Sucre, "era un niño pálido de perfil aguilino, nino excepcional, castizo y fanfarrón", fue con los años gran poeta. En el grupo el Mayor Valentin Meriles, a quien Medinacelli le encontraba cualidades de psicólogo y analítico que hurgó los problemas de la Sociedad en sus obras "La Mala Senda" y "El Alma de al Provincia" que tuvieron éxito local.

Gesta Bárbara salió a luz el 16 de junio de 1918, Churata figura en este número con el pseudónimo de Juan Cajal (porque en el taller era cajista de tipografía). Intervino en este primer número Maria Gutiérez de Medinacelli que dejó escrito "Destino soy mujer, por eso cres/que he de bajar cobrarde la cabeza/y que mis fuerzas, como tal, no pueden/contra ti levantarse/así lo piensas/

Continúa Medinacelli sobre la revista, hay varias notas de Armando Palmero y muchos versos de Alberto Saavedra Nogales, quien a pesar de su reconocida sensibilidad, no prosiguió esa ruta. Uno de versos Dice "Tanta Tristeza con el agua llueve/ que el alma busca sueño o compañía/ y yo estoy solo y sale el alma mia/ y no sé meditar lo que me mueve"/ Saavedra Nogales fue parco y sobrio, de reconditeces del alma potosina, su pensamiento fue expresado con filosofía triste. Veía en Juan Cajal (Churata) un joven recientemente llegado a Potosí, "pálido, Delgado como un niño y humilde como un viejo. Su verbo,, sonoridad y franqueza, decía, es el reflejo de lo que lleva dentro. (humildad, mucha humildad) tanta que perjudica sobremanera. En Churata el artista es superior al hombre, busca el amparo de la sombra anónima y es el enemigo más sincero de la vanidad"

De Saavedra Nogales tengo un gratísimo recuerdo, escribió una esquela a un gran periodista Genaro Saavedra Pérez, el portador es miembro del Comité de Defensa de los Intereses de Potosí, y le hemos impuesto la tarea de informar desde su ilustra Casa Radial, Radio Amauta, en lo posible, según le explicará sus ideas, mediante un boletín diario, con las noticias que salgan de la misión que lleva la delegación de 6 personas ante el Gobierno Del Dr. Siles Zuazo en favor de Potosí". Esa esquela cambió el curso de mi existencia, puesto que don Genaro me preguntó "cuánta gana usted en Radio Potosí, le respondí con una mentira piadora 200, en realidad mi sueldo no llegaba a 100 bolivianos por mes, "pués véngase usted a La Paz y en Radio Amauta le pagaré el doble 400" y así fue a los pocos dias del viaje de aquella delegación, regresé y acto seguido empezé en la Emisora de la calle Comercio a pocos metros del Palacio de Gobierno. mi tarea era, escribir notas de todo tipo, cortas y concretas, leer los 3 noticieros del dia "El Diario Hablado" y ayudar en la radionovelas, en los avisos comerciales, en la locución...un trabajo sin límite de tiempo que yo cumplía con alegría y emoción. (continúa en Churata Tres)