Páginas vistas en total

miércoles, 18 de abril de 2018

Churata debería ser materia de un estudio profundo, su presencia en Potosí de 1916 adelante, fue la base para que la revista "Gesta Bárbara" saliese a luz, portadora del pensamiento vivo de intelectuales potosinos primeros y luego de Sucre, La Paz, Oruro el primer núcleo de jovenes intelectuales alineados en el renacer de la Patria.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   Es el propio Churata que nos cuenta del periodo fetal en Potosí, "Cúpome dar origen al grupo uniendo hombres de tan bello talento" con una frase  fdescribe a cada uno. Fidel Rivas poeta "que una noche maldina seccionó la carotina en un cuartucho de mesón" del genial dibujante Victor Valdivia que triungara en Buenos Aires, de Daniel Zambrana Romero un sarónico ironista, de Walter DAlence  llamado botarate de cuanto tuvo como caballero templario, de José Enrique Viaña, mi vecino en calle Bustillo gran poeta y escritor. y de Gesta Bárbara "surgió como una contramarcha, como una contención, como un motivo en la escuela silo "quiere el Cid" la época de los primeros 20 del 1900 era de tumores verlainnianos, decadentista y bohemia, se pretendía inyectar licores primitivos en la sangre intoxicada.

en aquel tiempo, según Medinacelli hubo mentiras y falsedades que dieron lugar a desmentidos del mismo Churata, "yo no escribí las Voces Aulicas de Armando Alba porque eso era imposible, pero La Chaskañavi" y Cuando Vibraba la Montaña de Plata trabajaron al calor de las mentes inquietas de los bárbaros. Alba se anunciaba como un escritor "pulcro y documentado" era joven de innatos talentos y de regia verba. Contaron en sus filas a LUis Felipe Lira Girón que venia a Potosí desde Sucre, "era un niño pálido de perfil aguilino, nino excepcional, castizo y fanfarrón", fue con los años gran poeta. En el grupo el Mayor Valentin Meriles, a quien Medinacelli le encontraba cualidades de psicólogo y analítico que hurgó los problemas de la Sociedad en sus obras "La Mala Senda" y "El Alma de al Provincia" que tuvieron éxito local.

Gesta Bárbara salió a luz el 16 de junio de 1918, Churata figura en este número con el pseudónimo de Juan Cajal (porque en el taller era cajista de tipografía). Intervino en este primer número Maria Gutiérez de Medinacelli que dejó escrito "Destino soy mujer, por eso cres/que he de bajar cobrarde la cabeza/y que mis fuerzas, como tal, no pueden/contra ti levantarse/así lo piensas/

Continúa Medinacelli sobre la revista, hay varias notas de Armando Palmero y muchos versos de Alberto Saavedra Nogales, quien a pesar de su reconocida sensibilidad, no prosiguió esa ruta. Uno de versos Dice "Tanta Tristeza con el agua llueve/ que el alma busca sueño o compañía/ y yo estoy solo y sale el alma mia/ y no sé meditar lo que me mueve"/ Saavedra Nogales fue parco y sobrio, de reconditeces del alma potosina, su pensamiento fue expresado con filosofía triste. Veía en Juan Cajal (Churata) un joven recientemente llegado a Potosí, "pálido, Delgado como un niño y humilde como un viejo. Su verbo,, sonoridad y franqueza, decía, es el reflejo de lo que lleva dentro. (humildad, mucha humildad) tanta que perjudica sobremanera. En Churata el artista es superior al hombre, busca el amparo de la sombra anónima y es el enemigo más sincero de la vanidad"

De Saavedra Nogales tengo un gratísimo recuerdo, escribió una esquela a un gran periodista Genaro Saavedra Pérez, el portador es miembro del Comité de Defensa de los Intereses de Potosí, y le hemos impuesto la tarea de informar desde su ilustra Casa Radial, Radio Amauta, en lo posible, según le explicará sus ideas, mediante un boletín diario, con las noticias que salgan de la misión que lleva la delegación de 6 personas ante el Gobierno Del Dr. Siles Zuazo en favor de Potosí". Esa esquela cambió el curso de mi existencia, puesto que don Genaro me preguntó "cuánta gana usted en Radio Potosí, le respondí con una mentira piadora 200, en realidad mi sueldo no llegaba a 100 bolivianos por mes, "pués véngase usted a La Paz y en Radio Amauta le pagaré el doble 400" y así fue a los pocos dias del viaje de aquella delegación, regresé y acto seguido empezé en la Emisora de la calle Comercio a pocos metros del Palacio de Gobierno. mi tarea era, escribir notas de todo tipo, cortas y concretas, leer los 3 noticieros del dia "El Diario Hablado" y ayudar en la radionovelas, en los avisos comerciales, en la locución...un trabajo sin límite de tiempo que yo cumplía con alegría y emoción. (continúa en Churata Tres)                                                                                                                                                                                                                                

martes, 17 de abril de 2018

Gesta Bárbara constituyó el grupo intelectual más aguerrido al iniciar los 1900. su influencia en el pensamiento de escritores, artistas, poetas y políticos es innegable, junto a Gesta Bárbara están dos nombre el franciscano J.A.Zampa y el animador intelectual Gamaliel Churata

monje franciscano José Antonio Zampa había llegado muy joven de Italia y asignado al Convento de San Francisco, asumió la tarea de enseñar a leer y escribir. lleno de talento y voluntad pidió y obtuvo permiso de sus superiores y del Obispo Cleto Loayza al que este cronista conoció personalmente, visitó algunas meses y ayudó sus misas tanto en San Francisco como en la Catedral Metropolitana.

Zampa ardía en fervor para enseñar a leer, un mundo de analfabetos le esperaba, y niños muchos niños extendido primero en la Ciudad de Potosí, conocida como la Villa Imperial de Carlos V, y luego en la comarca, pero cómo hacerlo? son tan grandes las necesidades y tan escasos los recursos. Recuerdo bien, usando sandalias abiertas, sin calzetines y su larga túnica café, con un cordón blanco, grueso a la cintura y siempre con una carpeta de cuero, muy raída por el uso, solía llegar a mi casa en calle Bustillo esquina Ingavi, segundo piso y preguntar por mi padre Bernardino Aira, no sin antes obsequiarme con algún caramelo. se reunía con mi progenitor no largo tiempo, más bien cortos minutos y dejaba la casa muy pronto, muy entusiasta y paso de vencedor.'

tuvieron que pasar muchos anos, antes de enterarme que el franciscano Zampa, algunas religiösas y un ayudante del Obispo Loayza recibían de mi padre dinero en préstamo, sin más trámite que la palabra y me imagino hasta sin firmar papeles, la confianza era grande, es que Bernardino había dejado su tarea como Concesionario de los coches comedores con Jorge Chacón, gallego como él mismo y que con el andar del tiempo, construyó el Hotel Crillón en el paseo de El Prado de La Paz y fundó, levantó y gerenció el primer hotel de 5 estrellas, el Hotel Sheraton en La Paz, dicen que con Ayuda y participación del Presidente Bánzer, lo cierto es que durante la administración de Jaime Paz Zamora, el Sheraton fue estatizado al no poder hacer frente a sus obligaciones tributarias, ni sociales.

no obstante lo apasionante de la historia de los hoteleros, mi mente no está puesta en ellos, ni siquiera en el padre Zampa, sino en un ser extraordinario, poco estudiado y que ha dejado grandes huellas en la historia de las letras bolivianas, especialmente en la creación y animación de "Gesta Bárbara", aquel grupo de escritores, pensadores, poetas y literatos que lo formaron, gracias al impulso de aquel ser que llegó a Bolivia de Perú apenas de 19 años. Alguno afirma que Zampa ya metido de lleno en su fundación Escuelas de Cristo, había fundado al menos unas 100 escuelitas, había formado maestros de entre los mismos campesinos, se estaba en plena tarea de enseñar a leer y escribir,, ah! escribir! y cómo hacerlo sin papel, sin lápiz. activo como siempre fue el franciscano consiguió alguna impresora en Lima, desvencijada, pero serviría después de algunas reparaciones para imprimir los cuadernos, se acuerdan "cuadriculados con tinta azúl y roja", en efecto, ahí estaba la solución, pero y quién podía operar el taller? Ah, sí! Arturo Peralta que conocemos nosotros como Gamaliel Churata, se lo llevó consigo y "el cajero que maneja la Caja para imprimir" viviría en el convento y sería un "empleado cama adentro".

Zampa y Gamaliel la pareja ideal. el fraile y el impresor. esto lo primero y lo segundo, no menos interesante Zampa formado en Italia a la sombra de Rerum Novarum la encíclica social que tocaba temas como trabajadores, salarios, la famosa "plus valía" y daba respuestas a las preguntas del marxismo que estaba demoliendo el "viejo orden social" y promoviendo aires nuevos de rebelión y reivindicación en la clase media europea, se había hecho carne en José Antonio Zampa y su discipulo, inteligente, gran lector y ahora "el instrumento providencial" para recoger ese pensamiento discutido y meditado por esa pléyade "de los bárbaros" que producían sus primeros textos y que serías publicados, en la imprenta de los franciscanos, ese grupo se denominó "Gesta Bárbara", y resultó en aquel momento de 1918, Cuando había terminado la Primera Guerra Mundial, Cuando "los proletarios habían tomado el poder, y en Bolivia surgía con toda su potencia la "era del estaño" con los tres barones Patiño, Hoschild y Aramayo que durante 30 años serían el real poder en Bolivia.

Gamaliel Churata fue sin duda alguna, el Mayor animador del primer "memento de Gesta Bárbara" cuyos detalles vamos a estudiar, porque vale la pena y aunque participó entusiasta en la segunda época, su influencia no fue Mayor que en la fundación y la edición de la revistra en la ínclita Villa Imperial.

martes, 10 de octubre de 2017

Felicitar a Guillermo por este artículo, uno de los mejores de su autoría cuando se refiere a Potosí, al apogeo que tuvo más poblado que Nueva York, Paris, Roma o Buenos Aires, Potosí que convirtió a Espana en un Imperio, que marcó el auge de la plata a nivel mundial cumbre de la prosperidad con su Casa de la Moneda célebre en el Universo...y que aún hoy la plata sigue siendo símbolo de poder y esplendor.

Pocas veces en la historia, los metales preciosos embargaron tanto la atención de la humanidad como     ahora. Cuando se opina del oro, pronto se hablará de la plata.

En un momento dado fue la plata que dio a Bolivia su fama y su prestigio inigualable como país minero, como productor de metales preciosos, como lugar de ilimitadas riquezas en el mundo.
La plata es conocida por los hombres desde tiempos inmemoriales. Tres mil años antes de Jesucristo, la plata jugaba un rol importante en Mesopotamia al lado del rey de los metales, al lado del oro.
El comercio español de plata con los fenicios es conocido en la historia económica y la gran riqueza de plata de los romanos también tenía su origen en España. Sugestivo es que en idioma español plata es equivalente de dinero.

Desde el mismo año 1492 existen estadísticas sobre la producción de la plata en escala mundial. América era un continente lleno de plata. En 1522 ya se transportaba plata desde México hacia la “madre patria”. En América del Norte, en Nevada, Utah, Colorado, California, Arizona, Montana, Idaho, New México, Oregón y Washington se descubrieron riquísimos yacimientos.

El maravilloso yacimiento del Cerro Rico de Potosí fue explotado sistemáticamente desde el año 1545. Fue algo fabuloso, la producción mundial de la plata se incrementaba de un momento a otro. El poderío y la riqueza de la corona española llegaron a límites inauditos. El Cerro Rico fue la cumbre de la prosperidad y a su pie la famosa ciudad de Potosí, la Villa Imperial, una de las más célebres urbes del mundo entero.

La fama de la Casa de la Moneda llega hasta los últimos rincones del mundo. Potosí cobró particular importancia cuando en 1571 se introducía el proceso de amalgamación en nuestro país, originalmente descubierto por Bartolomé de Medina en 1560. Sistemáticamente, los españoles explotaban la plata en las minas potosinas y otras de la región, del Perú y de México, y es ingente la cantidad do plata boliviana que encontró el camino hacia las bóvedas españolas.

Las joyas de plata son ahora tan apreciadas como lo fueron hace miles de años. En la química, en la construcción de aparatos para la medicina y otras ciencias, en las naves espaciales, en la electrotécnica, en la fotografía y en la fabricación de espejos, ante todo en la fabricación de productos farmacéuticos la plata es irreemplazable, y como moneda es apreciada en todo el mundo.

A partir del descubrimiento de la plata del Cerro Rico de Potosí en 1545, se considera que esta era de la plata tiene más de 500 años. En su verdadera dimensión, se puede decir que fue el yacimiento de plata más grande del mundo. Un viejo adagio español sostenía en su tiempo que se podía construir un puente de plata desde Potosí hasta España.

Una relación de la importancia de este yacimiento de plata, indica que en los siglos 17 y 18 Nueva York y Roma tenían una población de 45.000 habitantes. París y Amberes 50.000, Lima capital del Virreinato del Perú tenía 29.000 habitantes, llegando a establecer que Potosí tenía un auge económico con una población de 160.000 habitantes.

La plata de Potosí geopolíticamente cambió las estructuras socioeconómicas de toda esta región latinoamericana convirtiéndose en el poder económico más grande del planeta para España y los bancos de los países circundantes como Inglaterra, Alemania, Francia, etc.

Entre 1752 a 1772 se construyó la Casa de la Moneda en Potosí para el acuñamiento de monedas en ese bello monumento histórico que hasta hoy permanece como un centro turístico.

La plata de Potosí llegó al extremo de cambiar el nombre de la ciudad de Charcas en ese tiempo por el de la Ciudad de la Plata. De la misma manera, se instituyó el nombre del río de la plata. Al fundar la provincia de Buenos Aires, se denominó su capital la Ciudad de la Plata. Para concluir se fundó la República Argentina con ese nombre científico, de la plata “Ag” Argentium.

martes, 3 de octubre de 2017

movidos por el deslizamiento en la cresta del Cerro Rico y que provocó la muerte de dos jóvenes, los cooperativistas afiliados a su Federación Nacional consiguieron que COMIBOL, el Ministerio de Minas les provea nuevos yacimientos mineros y abandonen el laboreo que está provocando la deformación de la montana de plata.

Aproximadamente 300 cooperativistas de cinco secciones de la zona de riesgo del Cerro Rico de Potosí alistan su traslado hacia áreas mineras de zonas rurales por el riesgo de hundimiento que persiste en el lugar, según el presidente de la Federación Departamental de Cooperativas Mineras de Potosí (Fedecomin), Sandro Lugo.

Afirmó que desde el hundimiento que se registró en el Cerro Rico de Potosí el pasado 20 de septiembre, la dirigencia impulsa el traslado de los cooperativistas para precautelar su seguridad, debido al estado en el que se encuentra la estructura de la veta.
“Estamos buscando otras alternativas, otras áreas de trabajo en la cual ya tenemos dos opciones, entonces sí o sí, la misma seguridad de los trabajadores nos obliga a abandonar el lugar”, añadió Lugo.

La Corporación Minera de Bolivia (Comibol) informó, a través de un comunicado, que 32 cooperativas mineras operan en el Cerro Rico de Potosí desde el nivel 7 hasta la cota 4.400. Sin embargo, no detalló la cantidad de trabajadores que realizan tareas en la zona de riesgo.

Por otra parte, Comibol precisó que existen 254 bocaminas distribuidas en los cuatro cuadrantes del Cerro Rico desde el nivel 7, Pailaviri, hasta la cota 4.400.

Hace dos semanas, representantes de Fedecomin se reunieron con en el Ministro de Minería, César Navarro, y representantes de la Gobernación de Potosí para abordar la rehubicación de los mineros que operan en por encima de la cota 4.400.
Como resultado del encuentro, se propuso trasladar a los mineros a las áreas rurales de Carma y K’allaqpiri para continuar con las tareas de explotación minera. Inicialmente se estableció un plazo de 90 días para la relocalización.

Sin embargo, Lugo advirtió que no se logró avanzar en los compromisos, ya que se tuvo que suspender trámites y viajes para atender las tareas de rescate de los dos trabajadores que fueron sepultados hace tres semanas en la mina Relámpago, ubicada en la zona de riesgo. “Primero se va a migrar a los compañeros que estén en la cota 4.400 y a los que estén en las zonas de riego”, sostuvo Lugo.

El pasado miércoles 20 de septiembre, los hermanos Ever y Willy Choque, de 19 y 23 años, respectivamente, quedaron sepultados por un hundimiento en la mina Relámpago. Hasta el momento, las autoridades no dieron con su paradero, a pesar de los operativos desplegados.
 

lunes, 25 de septiembre de 2017

Los Tiempos lanza la alarma, Potosí tiene que ponerse en pie. dos vidas más se ha tragado el Cerro Rico. los deslizamientos pueden seguir con víctimas mortales porque no se pone coto al crimen. hasta cuándo el olvido? alzamiento por abandono de Potosí, por la irresponsabilidad de Evo.


El Cerro Rico ante una negligencia criminal


Una vez más se ha confirmado que la negligencia de las autoridades del sector minero bien merece ser calificada como criminal. Ya no es sólo el Cerro Rico el que está en riesgo, sino las vidas de miles de personas
Un nuevo hundimiento se ha producido el pasado miércoles en la cima del Cerro Rico de Potosí, lo que ha vuelto a dar actualidad a un tema que desde hace ya muchos años figura en la agenda de asuntos pendientes sin que las autoridades del sector minero le den al asunto la importancia que merece.
A diferencia de todos los hundimientos anteriores, este último ha cobrado la vida de dos mineros, fatalidad que era previsible dadas las condiciones de alto riesgo en que se realizan las labores extractivas. Como se recordará, las advertencias sobre la posibilidad de que algo así ocurriera son tan antiguas y frecuentes como las noticias que regularmente dan cuenta del paulatino desmoronamiento del Cerro Rico desde junio de 2010, cuando se produjo el primer hundimiento. A partir de entonces, el Comité Cívico Potosinista (Comcipo) ha mantenido en alto su voz de advertencia ante la inminente posibilidad de que el Cerro Rico de Potosí termine de colapsar de un momento a otro.
Sin embargo, tal como viene ocurriendo desde hace siete años, cuando por primera vez se planteó la urgente necesidad de suspender toda actividad encima de la cota de los 4.400 metros, que marca el área de máxima vulnerabilidad, los mineros cooperativistas se niegan a dejar de explotar la cima del cerro sin que haya autoridad estatal capaz de poner un límite a tan poderoso sector.
El Ministerio de Minería y Metalurgia, por ejemplo, desde hace muchos años que hace recurrentes declaraciones de buenas intenciones y de anuncio de medidas para imponer su autoridad sobre las 17 cooperativas que se han apropiado de la cúspide del Cerro Rico, pero hasta ahora ha podido más la capacidad de presión de ese poderoso sector que actúa impunemente por encima de las leyes vigentes en nuestro país.
Mientras tanto, la Unesco vanamente sigue enviando misiones de expertos para que asesoren en la estabilización y conservación del Cerro Rico. Misiones estériles, pues no hay en Bolivia quién tome en cuenta sus recomendaciones. Y tampoco han servido los reiterados anuncios sobre el inicio de procesos penales contra funcionarios del Ministerio de Minería por la manera negligente como eluden su obligación de evitar que se produzca la tan anunciada calamidad.
Es verdad, como sostienen voceros gubernamentales, que algo se está haciendo, pero no es menos cierto que eso no es suficiente, como los hechos lo demuestran. Es que es tan grande el deterioro de la estructura cónica del cerro después de casi 500 años de continua explotación que de muy poco sirven las obras que se hacen para evitar el previsible desastre.
Ante tal situación, y en vista de que ya han comenzado a contarse las primeras muertes, no resulta exagerado calificar el caso como un crimen en pleno proceso de ejecución. Y no sólo porque según los mandatos de la Unesco la destrucción del Cerro Rico merecería ser calificada como “crimen contra el patrimonio común de la humanidad”, sino porque un colapso de las dimensiones que se vaticinan pondría en muy serio riesgo la vida de varias decenas de miles de personas.

jueves, 21 de septiembre de 2017

sigue su misión de destruir vidas, vidas de quienes se atreven a meter las manos en sus entranas, y son siglos del mismo sacrificio. la montana se traga a los hombres. la noticia desde El Deber, dos jóvenes potosinos de 19 y 23 anos perdieron la vida en el exterior, cayendo dentro, tres dias y no rescatan aún sus cuerpos.


Mueren dos mineros en el Cerro Rico de Potosí


Ever (19) y Willy Choque (23) son los dos jóvenes hermanos que perdieron la vida producto de un hundimiento registrado ayer en el Cerro Rico de Potosí, según informó el gerente regional de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), Ángel Cornejo.
"Los cuerpos aún no fueron rescatados y mañana (por hoy) se va hacer una planificación para el rescate", detalló el funcionario, mientras que brigadas de rescate fueron movilizadas inmediatamente al sector de la tragedia.
Conoce más I En Potosí, hallan cadáver de un adolescente desnutrido
El reporte de 'El Potosí' indica que el siniestro tuvo lugar en la cota 4.390 sobre el nivel del mar. El área tiene una extensión de 33 por 28 metros de ancho y una profundidad de 10 aproximadamente.
Los datos del medio local agregan que los hermanos Choque trabajaban en la superficie y no así al interior mina, de acuerdo con el informe que proporcionó el gerente de la minera estatal.

jueves, 17 de agosto de 2017

pone de relieve el cronista el rol de Potosí en la Colonia y en la República, porque con su riqueza mineral logró ubicar el nombre de Potosí en lo alto del mundo financiero de aquellos anos. justo recuento de Toro Montoya que enaltece a los potosinos y marca la inequívoca importancia en el Desarrollo Nacional.


República de Potosí


Hace un par de años, cuando en esta columna nos referíamos al origen potosino de algunas manifestaciones culturales —como el charango, la diablada y la Virgen de Copacabana—, no faltaron quienes criticaron esas afirmaciones calificándolas de “chauvinistas” y algunos llegaron a decir que eran un exceso de regionalismo. “Exageran: ahora resulta que todo es de Potosí”, se quejó un colega del diario Correo del Sur de Sucre, la capital constitucional del país.

Claro que no todo lo boliviano viene de Potosí, ya que eso sí sería una exageración, pero hay que admitir que la importancia que tuvieron sus minas de plata, no sólo para América sino para el mundo entero, la convirtieron en el referente histórico inevitable del periodo colonial.

Tan grande fue su fama que el libro más importante del idioma español, Don Quijote de la Mancha, la incluye como el ejemplo de algo de excesivo valor (de ahí viene la frase “¡vale un Potosí!”).

Tanta y tan importante fue su producción de plata que, por lo menos en el siglo XVI, era el equivalente a la Nueva York de nuestra época. No es de extrañar, entonces, que Potosí haya sido la meta de personas de la más diversa condición social. Hasta allí acudían aventureros en busca de plata, religiosos en busca de almas, comerciantes con los más variados productos y artistas en todas las ramas. Francisco Tito Yupanqui, el artífice de la Virgen de Copacabana, vivió en el Potosí colonial y allí esculpió esa imagen.

El intenso trajín de la mítica ciudad está reflejado en la novela “Potosí 1600” del escritor Ramón Rocha Monroy. Para escribirla, el autor investigó la época y quedó anonadado por todo lo que encontró, tanto que en las fiestas patrias recién pasadas, me dijo que, si se hubiera obrado con justicia histórica, nuestro país no debió llamarse Bolivia sino Potosí, República de Potosí.

Y el justificativo para ello no es precisamente histórico sino económico. Si todavía quedaba alguna duda, la National Geographic reconoció su importancia al publicar que “los precedentes del hallazgo en aquella región de la mina de Potosí, la más importante explotación de plata de todas las épocas, se hallan en tiempos prehispánicos, pero fue en 1545 cuando se descubrió la veta del Cerro Rico, que hizo la fortuna de Potosí. A 4.000 metros de altura y sobre una meseta desolada, desprovista de recursos agrícolas, la Villa Imperial —título con el que fue reconocida— aumentó su población de unos 12.000 habitantes a 160.000 en el año 1610”.

La plata potosina sostuvo a casi todas las monarquías de su época ya que no sólo España se beneficiaba de ella. Sin un yacimiento similar al potosino en sus colonias, las coronas de Inglaterra y Holanda contrataron en secreto los servicios que piratas que, escudándose en patentes de corsos, asaltaban los galeones españoles en alta mar y se robaban la plata que compartían con sus contratistas a cambio de impunidad para gozar sus fortunas. Así, el metal que salía del Cerro Rico se expandió por el planeta, incluso a través de las monedas acuñadas en Potosí —precursoras del dólar—, y se convirtió en el motor de arranque para la revolución industrial.

El director de la Casa de Moneda, Vladimir Cruz, dice que, en el caso de Sudamérica, la plata potosina logró cambiar la matriz económica de la agricultura a la producción capitalista.

Incluso Simón Bolívar reconoció la importancia de la ciudad, su nombre y renombre, al rechazar la propuesta de que la Villa Imperial sea rebautizada con su apellido. Finalmente, se lo utilizó para nombrar a la nueva república.
 
El autor es periodista, Premio Nacional en Historia del Periodismo